¿Qué pasa cuando una estufa eléctrica no calienta?

Las estufas eléctricas son aparatos que brindan confort, limpieza y seguridad a las cocinas. Al cumplir en gran medida las mismas funciones que tienen las estufas convencionales, estas son sinónimos de una cocina moderna y eficiente. Pero, como cualquier otro aparato eléctrico puede sufrir desperfectos de vez en cuando.

Una estufa eléctrica puede dejar de funcionar por muchos motivos que hay que ir descartando hasta dar con la razón correcta. Lo primero, por lo general, es comprobar que no haya problemas en el suministro eléctrico ni en la alimentación de la estufa. Una vez que esto quede descartado, podemos concentrarnos directamente en el funcionamiento de la estufa misma.

¿Cómo funciona una estufa eléctrica?

Las estufas eléctricas son cómodos y seguros equipos de cocina que han logrado sustituir a las estufas que utilizan gas doméstico como combustible para el calentamiento. Estas funcionan gracias a espirales gruesos a través de los cuales circula la electricidad, calentándolos a temperaturas adecuadas para las tareas de cocina. Este calor se desplaza a la placa de cocción, que es donde se colocan las ollas, sartenes y demás.

Problemas: posibles razones

Si el problema se encuentra en el funcionamiento de la estufa, una revisión de sus componentes principales nos dará la respuesta acerca de lo que está mal. En primer lugar, podemos verificar la placa de cocción o las conexiones eléctricas de la estufa. Si el elemento al que le corresponde calentar no lo hace, lo más probable es que el problema se encuentre en alguna de estas piezas.

Otra de las causas comunes para que las estufas eléctricas dejen de calentar es la ruptura de la espiral interna que suele transmitir el calor. Este es un problema que suele producirse debido al sobrecalentamiento, causado a su vez por problemas de voltaje o por uso excesivo del aparato.

¿Acaso el problema es que no se puede ajustar el calentador a la temperatura deseada? Este es un inconveniente tan molesto como común. La revisión entonces correspondería a la parte de los interruptores y controles de la estufa, que suelen dañarse, sobre todo si la estufa tiene ya muchos años de funcionamiento.

¿Cómo resolvemos los desperfectos de una estufa eléctrica?

Si el problema con nuestra estufa eléctrica es alguno de los que hemos citado acá, las soluciones suelen ser bastante más sencillas de lo que parece.

Si bien siempre es recomendable contar con la ayuda de un especialista, lo cierto es que muchos de estos desperfectos pueden perfectamente ser resueltos en casa con algunos conocimientos y herramientas sencillas, lo cual, aparte de ayudarnos a no desperdiciar tiempo de espera, nos ayuda a ahorrar el dinero que habríamos destinado en el pago de la reparación de nuestra estufa eléctrica.

Grillhouse
Artículos sobre Calefacción