¿Qué es mejor, un ionizador o un ozonizador?

Cuando te encuentras en la situación en la que necesitas purificar el aire de tu oficina o casa, bien sea por alguna alergia o simplemente porque consideras que no es del todo sano el aire que tú y los tuyos respiran surge una gran pregunta al saber que puedes encontrar en el mercado varios tipos de equipos que cumplen la misma tarea con métodos distintos: ¿Qué es mejor, un ionizador o un ozonizador?

De entrada, te podemos decir que la respuesta a esta interrogante la tienes tú y va a depender de muchos factores de los que te hablaremos a continuación.

¿Qué es un ionizador?

Un ionizador es un equipo que genera cargas eléctricas en el aire produciendo iones negativos. Este proceso purifica el aire liberándolo de las partículas de polvo y otros componentes que pudieran dañar el organismo aportando, además, mayor calidad de vida a quienes se encuentren alrededor del mismo.

¿Qué es un ozonizador?

Es un dispositivo que usa el oxígeno del medio ambiente para producir ozono de manera artificial. El ozono es un gas que proporciona varias ventajas como la purificación del aire al liberarlo de las partículas de polvo y otras sustancias dañinas para la vida humana.

Diferencias entre el ionizador y el ozonizador

Tanto los ionizadores como los ozonizadores tienen como objetivo común la purificación del aire. Sin embargo, ¿alguno de los dos es más efectivo? ¿Cuál aporta más beneficios? ¿Existen contraindicaciones?

Entre las diferencias más destacables está, en primer lugar, la manera en que ambos eliminan las partículas que contaminan el aire. Mientras que el ozonizador las elimina completamente, el ionizador las atrae a la superficie para luego ser removidas manualmente.

En segundo lugar, encontramos la forma en la que son usados. Mientras los ozonizadores son más efectivos en tratamientos con personas, los ionizadores son, más que todo, de uso doméstico.

Otra de las diferencias notables es que el ozonizador actúa en un tiempo determinado y controlado por un temporizador, mientras que el ionizador trabaja continuamente.

Aunque el ozonizador de uso doméstico es seguro para el consumo humano, se desaconseja que se encuentren personas presentes al momento en el que este dispositivo esté funcionando, ya que el ozono es un gas nocivo para la salud si se aspira en altas concentraciones.

Por el contrario, los iones negativos del ionizador benefician ampliamente a quienes se encuentren alrededor del dispositivo.  Asimismo, los ozonizadores no solo limpian el aire, sino que también lo desinfecta, eliminando todo microorganismo que pudiera proliferar en el área.

Beneficios de la purificación de aire

Purificar el aire tiene múltiples ventajas. Entre las más importantes podemos mencionar:

Finalmente, la manera en que funcionan es una de las diferencias más notables, ya que el ionizador carga el aire con iones negativos mientras que el ozonizador produce ozono artificialmente para purificar el aire. En síntesis, preferir uno u otro solo básicamente se reduce a gustos. Sin embargo, el ozonizador parece llevar la delantera en efectividad dado que es capaz de eliminar por completo, no de desplazar como lo hace el ionizador, la contaminación del aire.

Grillhouse
Artículos sobre Calidad de aire