¿Dónde es más eficiente colocar los radiadores en una vivienda?

El buen funcionamiento de los dispositivos que nos permiten controlar la temperatura de nuestros espacios no solo depende de la calidad de los mismos, las marcas o lo eficientes que puedan ser para el consumo de energía. En la planificación para instalar de la mejor forma nuestra calefacción hay detalles que no deben ser pasados por alto.

La ubicación correcta de estos aparatos es de vital importancia. En esta oportunidad, trataremos de determinar cuál es la mejor ubicación para que los radiadores puedan garantizar una temperatura agradable en los meses más fríos del año. Si te estás preguntando cuál es el mejor sitio para el radiador, has llegado al lugar indicado.

¿Cuál es el lugar perfecto para instalar un radiador?

Como debes haber comprobado en la mayoría de los lugares en donde quizá notaste la presencia de un radiador, la mejor ubicación es debajo de la ventana. Esto se debe a un fenómeno conocido como convicción cíclica, el cual explica por qué el aire caliente del radiador tiende a subir, empujando el aire frío de la ventana hacia abajo.

Este fenómeno garantiza un reparto mucho más parejo del aire caliente en toda la habitación, manteniendo la temperatura agradable durante más tiempo y eliminando molestas zonas “frías” que no son afectadas por la temperatura generada por el aparato.

¿Existe alguna alternativa si esto no es posible?

Hay que tratar, en la medida de las posibilidades, de instalar el radiador justo debajo del marco de la ventana. En caso de que no sea posible, lo más cerca que se pueda de este lugar. Debemos entender que, de no ser así, el funcionamiento del aparato no será eficiente, lo cual nos llevará a gastar más dinero en recursos energéticos.

Si de ninguna forma es posible colocarlo debajo o cerca de la ventana, las particiones interiores de las paredes son el lugar más adecuado, ya que con esto se evita que el calor se disperse en los muros externos. Esto tiene una ventaja: hace que las paredes conserven el calor por mucho tiempo, lo cual optimiza el consumo energético del sistema de calefacción.

Algunos consejos de seguridad con el uso de radiadores

¿Existe alguna forma de multiplicar la capacidad de calentamiento del radiador?

Un truco sencillo es la colocación de un revestimiento de material reflectante en la parte posterior de la unidad. Con esto, evitaremos que el calor escape al exterior y todo quedará direccionado al espacio de la habitación. También se puede pintar esa sección de la pared con pintura termorreflectante.

Un radiador es un aliado vital para tener siempre la temperatura ideal en los meses más fríos. Su correcta utilización no solo nos garantiza el confort en nuestros espacios, sino que protege nuestros bolsillos de gastos excesivos en consumo de energía o en reparaciones a equipos dañados por usos no recomendados o malas instalaciones

Grillhouse
Artículos sobre Calefacción