¿Cuál es la temperatura ideal para el aire acondicionado?

Cuando instalamos un aire acondicionado, nuestra intención es hacer que el ambiente donde trabajamos o vivimos sea más fresco y agradable. Sin embargo, debemos configurar correctamente la temperatura del dispositivo para que la experiencia sea óptima y en armonía con el medio ambiente. Por todo ello,

¿Sabes cuál es la temperatura ideal para el aire acondicionado? Si la respuesta es no, aquí te lo explicamos. Cada país tiene su reglamentación o hace las recomendaciones pertinentes en sus casos particulares. En el caso de España, el BOE publicado en el año 2009 indica lo siguiente:

  1. Temperatura máxima de calefacción en invierno: 21°C.
  2. Temperatura mínima del aire acondicionado en verano: 26°C.

Un tema ambiental

Es importante controlar la temperatura del aire acondicionado ya que puede ocasionar efectos negativos al medio ambiente debido al consumo energético. Además, al controlar la temperatura del aire acondicionado, estamos limitando la emisión de CO2 a la atmósfera lo que representa un beneficio para la naturaleza.

Aire acondicionado: necesario en el verano

Cuando llegan los meses de verano, se hace necesario contar con un aire acondicionado. Estos nos brindan la posibilidad de hacer que nuestra casa o sitio de trabajo mantenga siempre un ambiente fresco y agradable.

¿Cómo funciona un aire acondicionado?

Cada aire acondicionado se compone de dos partes fundamentales:

  1. La unidad interior o el evaporador: en esta unidad, también llamada split, es donde se realiza el intercambio de calor entre el área y el refrigerante.
  2. La unidad exterior o el condensador: esta unidad está conformada por el compresor, condensador, ventilador y válvula de expansión. Esta se comunica con la unidad interior a través de tubos de cobre.

Los sistemas de aire acondicionado más utilizados tanto a nivel doméstico como en el industrial son los que trabajan con compresión de gas refrigerante. Los pasos de su funcionamiento son los siguientes:

  1. El compresor comprime el gas y este, al pasar a estado líquido, aumenta su temperatura.
  2. El gas licuado va al condensador donde se produce la transmisión de calor al exterior y un primer enfriamiento. Se vuelve a convertir una parte del líquido en gas y deja otra parte como líquido gaseoso.
  3. El gas pasa a la válvula de expansión bajando la presión, así como la temperatura del gas.
  4. Seguidamente, esta mezcla con la temperatura y la presión bajas pasa al evaporador que, a través de un proceso llamado sobrecalentamiento, vuelve a calentar el gas.
  5. El aire caliente va al circuito, luego al evaporador y cede su calor al gas refrigerante enfriando el área donde se encuentre el aire acondicionado.
  6. Finalmente, el compresor absorbe el calor del refrigerante y lo expulsa.

Ventajas de usar aire acondicionado

Usar aire acondicionado ofrece varias ventajas, las más resaltantes son:

  1. Permite controlar la temperatura en la casa tanto en invierno como en verano.
  2. Facilita una mejor calidad de vida para quienes disfrutan de este dispositivo en casa o trabajo.
  3. Asimismo, facilita la renovación del aire que se respira en la sala, lo que permite que permanentemente se disfrute del aire puro.
  4. La presencia del aire acondicionado elimina la posibilidad de que prosperen los hongos y todo agente propio de los ambientes húmedos, previniendo las enfermedades ocasionadas por la humedad.
  5. Los modelos modernos tienen la ventaja de ser muy silenciosos. Puedes disfrutar de una película, lectura o de una siesta sin ni siquiera escuchar el mínimo ruido. Esto es porque los nuevos aires acondicionados pueden funcionar correctamente sin dar el máximo de sus capacidades.

En resumen, tener un aire acondicionado en casa u oficina es una buena idea y nos ayuda a construir un ambiente más agradable en épocas donde el clima nos es tan benevolente. Saber exactamente cómo usar los equipos que adquirimos es valorar la inversión que realizamos con miras a mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestro núcleo familiar.

Grillhouse
Artículos sobre Ventilación