¿Cuál es la diferencia entre estufa de cuarzo y halógena?

Con la llegada de los meses fríos del invierno es normal pensar en la renovación de nuestros sistemas de calefacción. Entre la gran variedad de herramientas que podemos encontrar en el mercado, las estufas de cuarzo y las estufas halógenas son de las opciones más interesantes y en esta oportunidad compararemos sus características.

En primer lugar, hay que empezar por decir que estas estufas tienen un funcionamiento muy similar, con unas pequeñas diferencias como la autonomía, el consumo energético o la facilidad de instalación. Sin embargo, para gustos, colores. Así que veamos cuáles son estas características que nos ayudarán a identificar el modelo ideal.

Rasgos más resaltantes de las estufas halógenas

Características de las estufas de cuarzo

Comparativa entre ambas

Aunque son muy similares, podemos decir que, por ejemplo, las estufas halógenas son más costosas, emiten mucha luz y tienen un funcionamiento que les permite estar conectadas por grandes períodos de tiempo. Las de cuarzo, en cambio, son un poco más económicas y es recomendable conectarlas por períodos limitados para un funcionamiento más eficiente.

Otros tipos de estufas

Si no te convencen ni las estufas de cuarzo ni las halógenas, existen muchos otros tipos en el mercado de los cuales escoger, cada una con diferentes niveles de eficiencia y efectividad:

Como vemos, el mercado de las estufas es muy amplio. Entre las de cuarzo y las halógenas lo que priva es el criterio del comprador y las necesidades de su espacio, por lo que será decisión de cada quien si una de estas o alguno de los otros tipos de estufa es la mejor.

Grillhouse
Artículos sobre Calefacción