¿Cómo funcionan los climatizadores evaporativos?

La tecnología nos ofrece múltiples herramientas para tener control sobre las condiciones de temperatura y humedad en los espacios en los que hacemos vida. Para que estas herramientas funcionen de la mejor manera, es importante conocer su funcionamiento. En esta oportunidad, nos concentraremos específicamente en una herramienta con grandes ventaja y algunas particularidades: los climatizadores evaporativos.

Los climatizadores evaporativos son aparatos que regulan la temperatura de una habitación valiéndose de una sustancia de origen natural con grandes propiedades refrigerantes: el agua. Estos pueden ser portátiles o de gran tamaño para uso en grandes espacios. Aunque prácticos, su uso tiene algunas limitaciones, de las que hablaremos a continuación.

Funcionamiento

Como su nombre lo indica, los climatizadores evaporativos se encargan de enfriar el aire utilizando para ello el vapor de agua. Para esto, el aire exterior es atraído dentro de la unidad externa con la ayuda de un ventilador. Una vez que entra, pasa a través de almohadillas humedecidas con agua, las cuales absorben el calor del aire debido al proceso de evaporación.

Luego, el aire es impulsado a la parte interior del espacio gracias a un sistema de ventiladores dentro del climatizador. El aire resultante puede tener entre 6 y 20 grados centígrados de temperatura menos que cuando entró al climatizador desde el exterior, lo cual garantiza un espacio interno fresco y agradable.

¿Qué ventajas ofrecen los climatizadores evaporativos?

Limitaciones de los climatizadores evaporativos

Si bien estos equipos tienen todas las ventajas para ser una elección segura si se quieren sustituir los sistemas de aire acondicionado convencionales, tienen una desventaja que radica en su propio funcionamiento basado en la evaporación.

Debido a que funcionan con agua que se evapora, el aire fresco que ingresa al espacio proveniente del sistema tiene una cantidad segura aunque considerable de humedad relativa. Pensemos en el efecto de la vegetación recién regada o rociada con agua: esa sensación de frescura es la misma que la que este tipo de climatizadores aporta a los espacios.

Cuando nos encontramos en un clima con una alta concentración de humedad, el aire que será absorbido por el climatizador desde el exterior ya tiene un porcentaje importante de vapor de agua. Es por esto que el efecto que se produce dentro puede no ser tan eficiente.

Quedan muy pocas dudas: un climatizador evaporativo es la mejor opción si nos encontramos en un ambiente seco. Su bajo consumo de electricidad, su sustentabilidad ambiental económica y sus beneficios para la comodidad y la salud de las personas lo confirman más allá de cualquier cuestionamiento.

Grillhouse
Artículos sobre Calidad de aire